Tienda de la Revista Mongolia

Por vacaciones del equipo Mongol todos los pedidos realizados en la tienda entre el 29 de julio y el 14 de agosto serán enviados a partir del 15 de agosto

Número 86

No hay mejor forma para reactivar el mercado que un buen miedo. El dinero se mueve de manos, se contraen las divisas, sudan las bolsas y se aíslan a los bancos. En el centro está China, epicentro de la economía mundial. Pero, si la palman, ¿quién comprará las deudas nacionales de occidente? ¿Quién importará camisetas baratas? ¿Quién fabricará las mascarillas si al final se las quedan todas ellos? Pero que no os entre la bajona: el virus ya está aquí y usted y nosotros podremos, por fin, saturar la seguridad social con cualquier excusa, tener miedo al futuro como si el futuro no diera siempre yuyu de por sí, lanzarnos sobre las cabezas de nuestros compatriotas para alcanzar la ansiada mascarilla que usted cree que le va a evitar el exterminio total pero que, en realidad, no sirven para nada. Agradezcamos que existen las pandemias que nos permiten comportarnos como siempre hemos queridos: como auténticos energúmenos egoístas pero, ahora, con una buena coartada apocalíptica.

Nuestra contra está dedicada al 8M y al movimiento feminista con el icono Frida Kahlo mandando a Diego a paseo. En un mundo cada vez más extremista y reaccionario, el 8M es un símbolo de libertad y reivindicación para todas las mujeres y queríamos reflejarlo en nuestra revista. ¡Gritemos “Be Freeda!”!

El Reality News, la sección de información de Mongolia, pone la lupa sobre dos de los temas que las derechas han elegido para desestabilizar el Gobierno, Cataluña y Venezuela, analizando cómo condicionarán la legislatura. También analiza, entre otros temas, el rapapolvo del Tribunal de Cuentas al uso de fondos públicos que recibe la iglesia, publica la intervención de Darío Adanti en el Congreso de los Diputados sobre la libertad de empresiónJavier Cuervo repasa la trayectoria del trobador satírico Jerónimo Granda, ahora que está en marcha una campaña de micromecenazgo para editar un disco en vivo, en la que colabora Mongolia.