Tienda de la Revista Mongolia

Por vacaciones del equipo Mongol todos los pedidos realizados en la tienda entre el 29 de julio y el 14 de agosto serán enviados a partir del 15 de agosto

Número 70

«Hace un año, un gran catalán, cuya simbólica sombra nos cobija hoy desde Bélgica, firmó la Proclama de la emancipación. Este trascendental decreto significó como un gran rayo de luz y de esperanza para millones de esclavos catalanes, chamuscados en las llamas de una marchita injusticia. Llegó como un precioso amanecer al final de una larga noche de cautiverio», arengó Torra. Hasta que se dio cuenta de que estaba en el baño. «Papá, déjanos entrar», le avisaron al otro lado.

Y en la doble portada seguimos con nuestra sana costumbre de cagarnos en Dios, en la Virgen y en la Hispanidad, que ya se viene el 12 de octubre. ¿Por qué abandonar tan alto hábito? ¡Si te limpia! ¡Si te asea! ¡Si te deja los conductos nasales como nuevos para el fin de semana! Esperemos que también les guste a los abogados cristianos y no se sientan ofendidos. Les respetamos mucho.

En nuestro Reality, hacemos una disección de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo de la mano de Sirius. Una lectura terrorífica que muestra los fuertes lazos que une a esta Sala con el franquismo. Continuamos con un análisis de Xnet sobre las nuevas medidas de copyright que se van a votar en el Parlamento europeo: “tecnófobas, a medida de las corporaciones y amenazan más la libertad de expresión y el acceso a la información”. Completamos con el análisis serial de Isabelo Herreros sobre cómo el Vaticano ha saqueado España y los jugosos off the record.