Tienda de la Revista Mongolia

Número 42

Vivimos en tiempos inciertos. Lo único que podemos saber es que, tarde o temprano, llegará la Semana Santa y nos empacharemos de imaginería religiosa, tan casta y sufrida, tan nacional católica, con esa abominable representación de una mujer servil que se queda en su casa y sirve al hombre, donde su propio placer ni está ni se lo espera. Y para representar a esa Santa Madre de Mongolia que hace con su libertad y su cuerpo lo que le sale del coño, contamos con la gran Amarna Miller, actriz porno internacional, feminista y defensora del porno ético donde actores y actrices son tratados con respeto y en igualdad de condiciones, en un papel que le va como anillo al dedo: modelo para un homenaje a la obra maestra de Courbet, ‘El origen del mundo’.

Nuestra contra celebra que por fin todos los partidos del arco parlamentario y uno que pasaba por allí, VOX, han acordado que Amancio Ortega sea nuestro presidente vitalicio. Muchas familias del Tercer Mundo ya han confiado en Él y es evidente que la vida les va mucho mejor y, además, tienen descuentos en ZARA.

No paramos en estos dos temas: también entramos a saco a descubrir cuánto de virgen tiene la Virgen, si los milagros de la Biblia son ciertos o qué narices ocurrió realmente durante la Última Cena. Pero no todo va a ser la SS: Darío Adanti ofrece una historieta imprescindible sobre el humor involuntario o ahí está Eugenio Merino con la dobladita de reiteración de contra.

¿Está Felipe VI tan limpio como los grandes medios nos tratan de vender? El Reality de este mes se dedica a esta pregunta y muestra, como ha hecho recientemente eldiario.es con su exclusiva de los SMS de Letizia a López Madrid, que realmente nuestro rey está rodeado por la corrupción y cómo está utilizando el ‘Caso Nóos’, en una maniobra parecida a la de su padre con el 23F, para legitimarse en el trono. En estas fechas tan señaladas, donde se encarcela a titiriteros por proclamas “violentas”, acudimos a la Biblia para comprobar que este libro es bastante más peligroso que cualquier espectáculo de títeres. Y muchos más temas que terminan con los habituales y polémicos breves.

¡Viva Mongolia! Ya en todos los kioskos.