Tienda de la Revista Mongolia

Número 26

En este número celebramos las banderas y los nacionalismos tal y como se merecen: a todo color y con una doble portada-contraportada con sendas banderas. Nuestro editorial, citando a Brassens, lo resume: “Es verdad que son bonitos todos esos pueblecitos,/ todas esas villas, esas aldeas, esas lugares, esas ciudades,/ (...)/ sólo tienen un punto débil y es estar habitadas,/ (por) los imbéciles felices de haber nacido en algún sitio”.

Con este espíritu, anticipamos la cruenta guerra entre estos dos parajes: por un lado, Mariano y su ejército de inmigrantes voluntarios y, por el otro, Artur Mas que, encerrado en un búnker hermético debajo del castillo de Montjuic, se ha olvidado (un descuido) a la Familia Pujol fuera. ¿Quién perderá en este envite de estrategas? ¿Todos, quizá?

Pero nuestras 48 páginas no solo hablan del conflicto España-Cataluña: también contienen un gran póster de lectores fumándose el cigarrillo de después de la dimisión de Gallardón, una extensa loa a la vida de Emilio Botín e Isidoro Álvarez o, cómo no, a nuestros colaboradores habituales.

En nuestro Reality News analizamos la multitud de hagiografías que los medios españoles dedicaron a esos dos prohombres recientemente fallecidos, Emilio Botín e Isidoro Álvarez, y contamos cómo el primero pagó 1,3 millones de euros a la trama Gürtel entre 2006 y 2007. Además, completamos nuestras noticias reales con la extraña relación entre “El País” y el Gobierno de Israel, un minidiccionario Podemos/Publico.es o unos breves que desvelan el por qué de la necesidad de un diván para el conocido periodista de ultraderecha Hermann Tertsch.